Judias blancas

Desubre platos de judias blancas

Judias blancas

Las judías blancas son una de las legumbres más populares en nuestro país, y se pueden consumir tanto en potajes, como en guisos o ensaladas. Lo mejor de las judías blancas es que son muy completas, nutricionalmente hablando y tiene poca grasa. Son aptas para vegetarianos, veganos, celiacos e intolerantes a la lactosa.

La manera más sencilla de hacer cualquier plato de judías blancas es con una olla programable, como las de Gangahogar. Añades los ingredientes, lo programas y te olvidas.

Un buen menú para acompañar a las judías blancas es un segundo plato como los de atunencebollado.com, con una guarnición de puré de zanahoria y patata, y de postre un trozo de bizcocho de calabaza casero.

Judías blancas con chorizo

Este plato de judías blancas con chorizo tiene el poder de resucitar a un muerto. Es un plato más que reconfortante, sobre todo en los días que hace frío y lo que apetece es un plato caliente que nos caliente por dentro.

Y en este plato no puede faltar el chorizo, que es lo que le da todo el sabor y la consistencia.

Judías blancas con chorizo

Ingredientes para 4 personas:

150 gr de chorizo 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 1 cebolla roja, picada en trozos grandes 2 dientes de ajo, machacados 1 cucharadita de pimentón dulce 1 tomate grande 1 hojas de laurel 400 gr de judías blancas secas

Pasos a seguir:

Ponemos en remojo la noche anterior las judías blancas en agua fría para que ablanden y tarden menos en cocer. Al día siguiente, escurrimos todo el agua (si es necesario, retira las judías que estén en mal estado, que están flotando). Pelamos y picamos la cebolla roja en trozos grandes. Pelamos y machacamos los dientes de ajo. Retiramos la piel del tomate y lo picamos en cubos. Reservamos. En una cazuela grande, calentamos el aceite de oliva a fuego medio. Añadimos los trozo de cebolla para que se poche, revolviendo ocasionalmente durante 10 minutos o hasta que se ablande. Añadimos el ajo y el pimentón dulce, removemos y dejamos que se pochen durante 1 minuto más, hasta que empieza a desprender aroma. Agregamos los cubos de tomate y el chorizo cortado en rodajas a la mezcla de cebolla Removemos para que todo se integre completamente. Añadimos las judías tiernas y la hoja de laurel también, y lo cubrimos todo con agua. Aumentamos la temperatura hasta que empiece a hervir. Cuando rompa a hervir, bajamos la temperatura, tapamos la cazuela y dejamos que se cueza a fuego medio durante 1 hora y media por lo menos. Revolvemos todo ocasionalmente y vigilamos que no se queda sin agua. Si vemos que se seca, añadimos más agua y listo. Pasado ese tiempo, veremos que se ha formado un caldo espesito. Sazonamos con sal al gusto (prueba y rectifica si fuera necesario). Si vemos que las judías todavía no están muy tiernas, añadimos más agua y dejamos que cueza otra media hora más. Servimos en caliente acompañado de pan.

Se puede degustar de inmediato o al día siguiente, para que repose durante unas horas.

A mi me gusta encontrarme los trozos de las verduras en cada cucharada, pero hay a quién no le gusta. Si es tu caso, puedes poner las verduras enteras y después sacarlas, triturarlas con la batidora e incorporar el puré al final.

Para que te sea más fácil he puesto a continuación un vídeo de como se hace unas ricas judías blancas con chorizo.

Más Judias blancas

Potaje de judías blancas

Hay a menudo una sensación de somnolencia y de desgana que acompaña a un día gris de invierno. Levanto la cabeza de la almohada por la mañana miro por la ventana como llueve y vuelvo a colocar la cabeza en su sitio. No hay ganas de levantarse.

Si miro por la ventana, encuentro un paisaje gris, turbio, como si no hubiera color en el. Cualquier rayo difuso de sol es colapsado por un montón de nubes.

Leer completo

Judías blancas estofadas

El estofado es la forma de cocción perfecta para no añadir ni un gramo de grasa de más a nuestras legumbres. Y podrás comprobar que, aunque no le añadamos carne (chorizo, costilla, morcilla, ni nada por el estilo), pueden estar igual de sabrosas.

La clave está en usar un montón de verduras y hierbas aromáticas, para que las judías blancas se impregnen de sabores y aromas distintos.

Leer completo

Judías blancas con verduras

Cuando hace frío afuera, me encanta tomarme un plato lleno de judías blancas con verduritas. Es una receta muy sencilla de hacer en grandes cantidades y poder congelar las raciones para otro día.

Además, y esto es una gran ventaja, es otra manera de poder darle a los niños las verduras, camufladas en un plato de legumbres.

Leer completo

Judías blancas con almejas

Este plato es super típico de Asturias y se suele denominar por allí como fabes con almejas.

Para su elaboración se suele utilizar una judía blanca denominada faba asturiana, que es de tamaño más grande que las judías blancas normales, pero por supuesto puedes utilizar la que tengas a mano.

Leer completo

Ensalada de judías blancas

Esta ensalada es rápido y fácil, así como sana y por supuesto buenísima. ¡Es un viaje sin remordimientos a la Toscana!

Las judías verdes son una de las mejores legumbres que puedes encontrar. No tiene apenas grasas, y sirven perfectamente para hacer un potaje o una ensalada, como la receta de hoy.

Leer completo