Judias blancas

Desubre platos de judias blancas

Judías blancas con almejas

Judías blancas con almejas

Este plato es super típico de Asturias y se suele denominar por allí como fabes con almejas.

Para su elaboración se suele utilizar una judía blanca denominada faba asturiana, que es de tamaño más grande que las judías blancas normales, pero por supuesto puedes utilizar la que tengas a mano.

Ingredientes a utilizar:

  • 500 gramos de judías blancas o faba asturiana secas
  • 340 gramos de almejas pequeñas
  • 2 cebollas blancas
  • 2 hojas de laurel
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • Unas ramitas de perejil
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

Preparación previa.

El día antes, lava bien las judías y colócalas en una olla grande cubiertas con agua. Hay que dejarlas ahí por lo menos 6 horas. Al día siguiente, escúrrelas.

Primero hay que cocinar las judías blancas.

Pela y pica toscamente una cebolla y 1 diente de ajo. Ponlos en 1 cazuela fuego fuerte, añade las hojas de laurel y las judías y vuelve a cubrirlas con agua.

Cuando lleguen a ebullición, baja la temperatura y deja que se cocinen a fuego lento durante 1 hora y cuarto más o menos, hasta que las judías estén tiernas y casi cocidas.

Se puede añadir más agua a la olla si ves que se empieza a secar. Una vez pasado ese tiempo, apaga el fuego, elimina la cebolla los dientes de ajo y la hoja de laurel y resérvalas junto con el caldo.

Ahora es el momento de cocinar las almejas.

Límpialas y acláralas con agua fría una por una y elimina todos los residuos de las conchas.

Pon una cazuela con un poco de agua a hervir y una pizca de sal. Añade las almejas y deja que cuezan hasta que se abran. Descarta cualquier almeja que no se abre, ya que puede estar en mal estado.

Reserva el caldo y coloca las almejas abiertas en la olla de las judías blancas.

A continuación, pica la cebolla y los dientes de ajo restantes, el pimiento verde (sin las semillas) y el perejil. Pon unas 3 cucharadas en una sartén grande y que se caliente a fuego medio.

Agrega a la sartén la cebolla, los ajos, el pimiento verde y el perejil picado y póchalo todo hasta que la cebolla esté transparente.

Añade la harina y revuelve todo. Poco a poco ve vertiendo el vino blanco, y el pimentón dulce, mientras vas revolviendo. Vierte el caldo de las almejas que teníamos reservado.

Vertemos lo que hay en la sartén en la olla donde están las judías y las almejas. Sazona todo con sal y reduce el caldo a fuego lento hasta que las judías blancas estén tiernas.

Se suele servir el cazuelas de barro.